Buscar este blog

martes, 8 de junio de 2010

Caso práctico deficiente psiquico - Pepa, Belén, Pilar y Susana

ALUMNO DE 7 AÑOS CON TDAH DIAGNOSTICADO

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un síndrome conductual de origen orgánico hereditario, que se define como la incapacidad para mantener la atención y controlar la actividad al nivel esperado para la edad del alumno. Tenemos un caso de un niño de 7 años en primer ciclo de primaria.

Sugerencias en el aula:

· Evitar que se sienten cerca de una ventana o puerta, para que los estímulos externos no logren modificar su nivel de atención.

· Indicarle que solo tenga encima de la mesa el material imprescindible para la realización de la tarea asignada en ese momento.

· Sentarlo cerca del profesor, en las primeras filas, de manera progresiva, sin reseñarlo delante de los compañeros. Esto facilita la atención durante las explicaciones del profesor.

· Sentarlo junto a un compañero ordenado y atento.

· Darles actividades o tareas cortas y graduadas, de manera que puedan concluirlas sin dificultad.

· Intentar estructurar al máximo la rutina escolar, colaborando en la organización y el orden de las actividades diarias.

· Elogiarlo cuando logre terminar una tarea, demostrando y confirmando su capacidad de organización.

· Es útil la utilización de recursos informáticos, ya que logran permanecer sentados, debido a que el movimiento está fuera. (ANEXO 1)

· Intentar motivarlos en juegos o tareas que acaparen su interés, colaborando en la organización de los mismos y supervisando el desarrollo sin intervenir, para ayudarlos a reconocer sus logros.

· Progresivamente incluirlos en debates y discusiones con sus compañeros, aclarando inicialmente las reglas del mismo, como también especificar que cada uno tiene su turno para hablar, induciéndolo a organizar también su discurso oral.

· Demostrarle el perjuicio de la no conclusión de sus tareas, para que paulatinamente vaya estructurando y organizando sus actividades en pro de un mayor beneficio


Durante las clases

· Hacer frecuentes contactos visuales, para hacerle volver de su falta deatención. Hay que mantenerle la atención constantemente, dirigiéndose al alumno/a mientras se explica.

· Repetir las indicaciones. Necesita que se le diga más de una vez. Y dar las instrucciones paso a paso.

· Comprobar que copia las cosas de la pizarra.

· Permitirles alguna válvula de escape en clase, como salir un momento sin hacer incidencia en su dificultad delante de sus compañeros.

· No permitir nunca que se quede solo/a cuando se agrupen de dos en dos para hacer un trabajo. Si esto ocurre el profesor hará los grupos o los dispondrá de tres en tres o de un mayor beneficio

· Sacarlo a la pizarra cuando este seguro de que lo va a hacer bien, haciendo así que el resto de sus compañeros lo consideren importante, ya que estos niños pasan totalmente desapercibidos en la clase.

· Cuando se va a enseñar algo, primero anunciarlo, después enseñarlo y luego decir lo que se enseñó. También escribir lo que se va a enseñar ala vez que se le dice.
Destacar mas la calidad que la cantidad (tareas, preguntas, ejercicios, preguntas de examen, etc.) de manera que no se aburra y se distraiga.

· Darle responsabilidades en la medida de sus posibilidades.

· Para poder aprender necesita sentirse conectado y enganchado con el profesor.

· Para cualquier actividad, sea del tipo que sea, necesita saber anticipadamente lo que va a pasar, para poder prepararse internamente.

· Las tareas deben tener un formato sencillo y con pocos estímulos. Por ejemplo una o dos actividades por hoja y dejar espacio suficiente entre los enunciados para contestar.

· Fraccionar las tareas largas en tareas mas cortas, una a una o de forma fraccionada. Las personas con TDAH frente a una tarea extensa se sienten abrumados tienden a pensar que no serán capaces de hacerlo y provoca frustración e ir reforzando cada paso conseguido.

ANEXO 1

La motivación necesaria para conseguir un buen aprendizaje con estos niños viene precedida por la presencia en el software que emplearemos de alguna de las cuestiones siguientes:

- Sencillas melodías de ritmo, que atrae la atención del niño.

- La presencia de un personaje, de marcado aspecto infantil, que hace de hilo conductor del programa: voz agradable, gestos y conducta dirigida a un tipo de edades muy concretas.

Estamos ante el caso del Duende Chamu (La Magia de las Letras de Ate.net), Pipo (Serie Aprende a Leer con Pipo, Matemáticas con Pipo, y más títulos de Cibal multimedia), Lalo (Serie Juega con Lalo de Edicinco), Silfo, Horacio (Juega con Horacio de J. Sánchez-J.Andalucía),Adibú (Adibú 2 de Havas Interactive), Silbo (Aprende a leer con Silbo del PNTIC),Noddy ( Noddy: prepárate para la escuela de Zeta Multimedia) o los diversos personajes de la serie Trampolín de Anaya.

-Por los gráficos que son atractivos para los niños, con independencia de la resolución gráfica que presenten.

Son interesantes los programas de control del ratón, de coordinación oculo-manual y de realización de puzles sencillos, por ejemplo 101 Actividades de Lascaux, Dibuja de J. Arévalo o Colorea con el Cuervo Nicolás (imagen), en donde se aconseja precisión en el desplazamiento del ratón por la pantalla, rellenar espacios con un color, sin requerir excesiva agudeza visual ni precisión absoluta, al tiempo que la riqueza de color y los objetos infantiles ayudan a conseguir centrar la atención del niño.

- Actividades Lúdicas: La tarea la debemos afrontar como un juego para evitar caer en la monotonía. Seleccionaremos programas que junto a las tareas instrumentales le ofrezcan otro tipo de actividades lúdicas. En este sentido programas como Adibú 2 de Havas Interactive (imagen) incorpora junto a sus actividades de lectura, escritura y cálculo un módulo de juegos. En otros casos, por propia experiencia, aconsejamos dedicar los últimos cinco a diez minutos de la clase con otros programas de aspecto más lúdico: dibujar, laberintos, etc.

Sin excesivas Animaciones:

El exceso de animaciones cada vez que se inicia una actividad, aparte e enlentecer el buffer del ordenador, dispersa la atención del niño con lo que distrae de la actividad principal a realizar, esto no quiere decir que no se haga preciso la aparición de animaciones, como por ejemplo al cargar el programa, después de realizar la actividad correctamente (refuerzo auditivo-visual). En este sentido el programa de cálculo de la serie Matemanía de Edicinco (imagen), presenta pequeñas animaciones que llaman la atención del alumno en cuanto a la selección de las actividades, pero una vez formulados el ejercicio estas zonas activas de la pantalla permanecen inactivas – no manifiestan animaciones – e incluso bloquean dicha animación para que por error no sean activadas por el niño. Una vez realizado el ejercicio se activan nuevamente los botones “comprobar” y “siguiente ejercicio”, estableciéndose lo que llamaríamos una actuación guiada.

- No frustración al error:
Por tratarse de personas de baja autoestima, que abandonan la tarea a la primera muestra de fracaso y remisos a la reiniciación de la actividad, debemos concebir la utilización de programas informáticos que establezcan los logros más que los errores. Existen, por tanto, una serie de programas informáticos que animan al alumno cuando este se ha equivocado en su respuesta, no ofreciendo un sonido (refuerzo auditivo aversivo), sino más bien una frase similar a “vuélvelo a intentar”. Si el niño comete por 2ª vez el error, anima al alumno con otras nuevas expresiones, en donde prima lo positivo sobre los aspectos negativos del error: “casi lo has adivinado, pero has fallado por un poquito” o “fíjate un poquito más”,“oh!,intentalo de nuevo”, “!jo¡”. Y a la 3ª respuesta errónea seguida, expresar el resultado correcto, no sin antes haber animado el esfuerzo. Situación similar hemos observado en los nuevos programas de la Serie Lalo de Edicinco (imagen), en donde además de todo lo citado anteriormente, en el módulo del profesor podemos seleccionar el nº de respuestas erróneas que vamos a permitir al alumno antes de mostrar la respuesta correcta.

- Grado de Dificultad asequible a su aprendizaje:
Los programas informáticos que utilizaremos deben de responder a sus NEE. Algunos programas informáticos disponen de una pantalla inicial o realizando, sería una especie de mapa general del trabajo a realizar. Este tipo de pantallas las encontramos casi con exclusividad en programas de aprendizaje de la lectura como Aprendo a Leer con Pipo v.1 y v.2 (imagen) y El Conejo Lector.

Por tanto, buscaremos programas:
Que estimulen la audición de historias y la narración de cuentos, en un ambiente agradable y relajado. Caso de la Serie el Abuelo Ratón de Havas Intercative-Anaya(imagen) o la antigua serie Living Book.

Que permitan la realización de actividades tranquilizadoras de construcciones, laberintos o puzzles, coloreado de láminas, realización de trazados...etc. En este sentido hablaríamos de programas como Los viajes de Simbad el Marino, Master Puzzles Infantiles, Porteus, 101 Ejercicios de Lascaux.

Que ofrezcan el desarrollo de la percepción visual: reconocimiento de objetos ocultos o escondidos en una lámina, configurar figuras simétricas, identificar figuras iguales. Por ejemplo programas como Simetrías y Túneles de J. Arévalo-Junta de Andalucía.

Ofrecen situaciones de razonamiento lógico adecuado a su edad: memorys, seriaciones, operaciones y resolución de problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario