Buscar este blog

sábado, 3 de julio de 2010

Caso práctico deficiente motorico - Diego, Clara, Mayte

Un alumno con parálisis cerebral infantil con 9 años y 10 meses presenta tetraparesia espástica con mayor afectación del hemicuerpo derecho. Se desplaza en silla de ruedas y tiene una seria limitación en los movimientos de los miembros superiores que le impiden una manipulación funcional. Está escolarizada desde los 3 años en un centro ordinario y recibe apoyo de PT, AL y Fisioterapia.
El alumno presenta un problema físico que le condiciona su movilidad, pero no repercute en su desarrollo intelectual por lo que éste es acorde a los alumnos y alumnas de 4º curso de primaria.
La normalidad que lleva en las áreas curriculares del curso se consigue gracias al trabajo con material específico como es un ordenador portátil que el alumno maneja con mucha facilidad. Tiene un dispositivo de cámara que con una pegatina en la frente, que hace de cursor, capta sus movimientos y le permite dirigir el ratón y manejar el teclado correctamente. Las actividades que se realizan por escrito, así como los libros de textos los tiene escaneados en su ordenador personal y los va realizando en el mismo. De esta manera se consigue que la rigidez de los músculos de los brazos propia de la tetraparesia espástica, no le afecte a su rendimiento académico.

De cara a la actividades de carácter oral el alumno no corre riesgo de quedarse retrasado por sus problemas motores, dado que su desarrollo cognitivo no se reafectado por ellos.

Propongo dos actividades para realizar con este alumno en su aula de referencia con el resto de los alumnos:

- En el área de lengua vamos a aprender los verbos que se escriben con -h- y sin –h- (haber, a ver, echar, hechar, hay, ¡ay!). En primer lugar la profesora basa su explicación en ejemplos, poniendo distintas y variadas situaciones en las que usamos esas palabras con distinto significado y que por lo tanto debemos escribirlas de forma diferente. A continuación los alumnos son los encargados de pensar los ejemplos para exponerlos al resto de la clase. Finalmente copian varios ejemplos a modo de apuntes en sus cuadernos (hoja de Word en el caso de este alumno).
Como ejercicio para practicar esta regla ortográfica, se divide la clase en cuatro grupos de 6 alumnos y tienen que realizar una historia, diálogo, cuento, poesía… utilizando las palabras estudiadas.

- En el área de conocimiento del medio vamos a estudiar el tema “la astronomía”. La profesora escribe el título en la pizarra y los alumnos van expresando de manera oral los conocimientos que poseen sobre el tema y las dudas que les gustaría resolver al finalizar el tema, marcando así sus expectativas y repasando lo aprendido de este tema en cursos anteriores.
Al finalizar esta lluvia de ideas, que en ocasiones debe ser dirigida por la profesora de manera que se vayan introduciendo las primeras explicaciones, los alumnos deben recoger por escrito los interrogantes que quedan pendientes para resolver el día que demos el tema por terminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario