Buscar este blog

domingo, 24 de octubre de 2010

PARÁLISIS CEREBRAL - Intervención: Actividades

1) Relajación- facilitación postural:Imprescindible para poder trabajar con el alumno., mediante esta el alumno ha de adquirir el tono adecuado. Se aprovechara para un adecuado control postural, evitando de esta forma que la postura sea el entorpecimiento de aprendizaje fonético.
Utilizaremos música, seguiremos a Bobath: inhibir patrones anormales de movimiento a través de la postura.
Relajación de las extremidades inferiores y superiores en distintas posturas: tumbado, de pie.. en la que se encuentre mas cómodo.
Relajación de los músculos respiratorios y faciales: masajes, golpeando suavemente los hombros, el cuello, girar la cabeza cogiendo el mentón, bostezar.
En cuanto la postura, su facilitación será diferente según el tipo de lesión y grado:
- ESPASTICO: la facilitación será dinámica y tendran gran importancia los ejercicios de rotación.
- ATETOSICO: se buscara una posición estable en la que se produzca el mínimo de diostonias durante la emisión vocal. Se intentara aumentar y estabilizar el tono muscular, según proceda.
- EN CUANTO A LA POSTURA EN GENERAL SE BUSCARA:
• Que sea simétrica y estable, el niño ha de poder moverse y colaborar.
• Se procurara que la posición de la cadera este en relación al tronco.
• El tronco permanecerá recto y los músculos activos.
• Los hombros mantendrán una postura correcta y no se debe bloquear en el momento de la respiración o en la emisión vocal.
• La posición de la nuca será la adecuada, sin favorecer los movimientos de los extensores.
• La boca permanecerá cerrada.
En la última fase, será el niño quien realiza los ejercicios de forma que llegue a generalizarlos.
Ejercicios:
- movilizaciones pasivas e instalación adecuada.
- Ejercicios de rotación y movilizaciones pasivas para los espacios para relajarlos.
- Ejercicios para evitar que se fijen en una postura determinada.
- Ejercicios de co-contracción en los atetosicos para normalizar el tono.
- Ejercicios sobre los músculos de la nuca y el cuello para relajar cabeza y maxilar inferior.
Las praxias se trabajaran junto al control motor general antes de empezar la articulación.
- si la cabeza y los músculos faciales presentan hipertonia, se intentara normalizarlos relajando nuca y mejillas.
- Si la musculatura esta flácida golpearemos suavemente (tapping) con las manos.
- También realizaremos taping sobre la lengua, de detrás hacia delante y contracciones.
- Si la lengua esta rígida, haremos primero presión y movimientos laterales. Si esta hacia atrás la cogeremos llevándola hacia delante y la relajaremos con el dedo llevándola de derecha a izquierda.
- Si la cabeza y el tronco estan rígidos en extension intentaremos relajarlos con contracciones suaves.
- Si vemos que el maxilar inferior esta hipotonico, controlaremos la boca y a partir de ahí, realizaremos co-contracciones.
- Si esta muy rígido lo relajaremos con movimientos circulares desde detrás de la cabeza, o por delante, sujetando suavemente el mentón en pinza.
- Si lo sabios tiene un tono alto, lo cogeremos entre el dedo índice y medio y realizaremos pequeñas vibraciones hasta relajarlos y conseguir una posición normal.
- Si estan hipotonicos haremos tapping en ambos.

2) Alimentación: succión, masticación, deglucion.Dentro de u conjunto de aspectos que se han de trabajar y estimular durante los primeros meses
Los problemas mas frecuentes:
- patrón postular anormal de niño y madre.
- Movimientos de extension de nuca y brazos.
- Dificultadas de coordinación de la succión, deglucion y respiración.
- Deglucion con interposición lingual
- Funcionalidad labial muy reducida.
- Empleo de instrumentos no adecuados.
- Incorrecta dinámica de alimentación por parte de la madre.
- Dificultad en al adquisición de la masticación.
- Motricidad reducida de la lengua.
- Derrame del contenido bucal.
Aspectos del tratamiento de la alimentación:
Los aspectos relacionados con la alimentación se trabajaran desde el primer mes de vida. Los apartados principales:
- posición del niño: según edad y edad y grado de afectación.
- Tipo de instrumentos que utiliza la madre.
- Velocidad.
- Preparación de la zona oral antes de las comidas.
- Control bucal.
Para dar de comer con una cuchara, los movimientos serian:
- emplear una cuchara normal que se adapte bien a ala boca del niño, poco profunda, plana y que no sea de plástico, ligeramente alargada para que se adapte mejor a la forma de la lengua.
- Cabeza en ligera flexion, procurando el control de la mandíbula.
- Evitar movimientos de extension, en especial la nuca y la boca, para ello abrir ligeramente la boca y entrar toda la cuchara horizontalmente y en el medio.
Luego presionar la lengua con la cuchara, lo que provocara el cierre espontaneo de la boca. Daremos tiempo a que el labio superior sea el que retenga la comida al retirar la cuchara horizontalmente.
Lo primero a trabajar será una posición correcta de la lengua y control del babeo.
Para ello se harán praxias de la lengua, el logopeda con su dedo, el dedo del niño u depresor, espátulas, cuchara, mete la lengua dentro de la boca del niño una y otra vez, mueve la lengua hacia la derecha e izquierda intentando darle el tono adecuado y rotación.
Con respecto al babeo; debemos lograr el control de la cabeza mediante ejercicios de relajación. Para inhibir el babeo se actuara sobe los músculos de la zona oral y perioral, para normalizar el tono muscular. Se presiona con el dedo pulgar sobre el labio superior, y debajo de la nariz, hasta que el niño trague. Se realizara trabajando conjuntamente la deglucion, de forma regulara día a día.
Las posiciones adecuadas: la madre controla la espalda (apoyada o sujetada), tronco, cabeza, la boca y mandíbula con sus dedos y su cuello con el brazo.
Ejercicios de succión, deglucion, y masticación:
Si el niño no succiona debemos enseñárselo con el método del tubo. Podemos igualmente untar el labio superior con miel, obligándole a sacar y mover la lengua y elevarla al chupar.
Tragar cucharaditas de líquido con la cabeza inclinada hacia atrás, en posición vertical, colocarle el liquido dentro de la lengua.
Comenzar la alimentación con comida triturada, el alimento se colocara primero dentro de la boca, y posteriormente cada vez mas afuera para que el niño mueva los labios y la lengua al coger el alimento, elevándolo entre los dientes para masticarlo.
Podemos utilizar caramelos que sirvan para tragar saliva y aprender a controlar el babeo. Son útiles los caramelos de azúcar para la masticación.
Hemos de mover su mandíbula con nuestras manos para enseñarle como se mastica. Cuando degluta hacerle notar su propia garganta para que note sus movimientos.
Fortalecer los labios a través del bolo alimenticio. Al tratar la succión y deglucion, trabajaremos la respiración.

3) Respiración:Se realizaran ejercicios típicos de soplo:
- con velas pequeñas o grandes: soplar hasta apagarlas. Soplar sin apagarlas. Solo mover la llama.
- Hacerle soplar una flauta.
- Con figuras de papel o de algodón: colocarlas soplando en un sitio prefijado de la mesa.
El logopeda asistirá también la respiración sin forzarla y evitando que se entrecorte, se debe trabajar de manera global e ir de las posiciones mas fáciles a las mas difíciles. Situar ambas manos en el hemitorax para sentir el ritmo respiratorio y en el momento de la espiración, realizar una ligera presión o vibración favoreciendo así la espiración. La postura correcta: el niño tumbado en supino, piernas flexionadas y brazos a lo largo del cuerpo, después se realizara en decúbito lateral. Las manos debemos ponerlas en el tórax y el diafragma. Con le niño sentado actuar sobre los hombros, aplicando una vibración y rotación.
Con el método Bobath, podemos alargar la fonación a través de la postura: flexionar piernas en el abdomen para la espiración y piernas en extension para la inspiración.
Por lo tanto a la vez que se trabaja la respiración se trabajara la fonación.

4) sensibilidad de la zona oral y perioral.Se ha trabajado gran parte en la relajación y alimentación.
Empezaremos fuera de la boca y tocaremos con nuestros dedos, con los suyos, o con objetos diversos haciendo poca presión. Después pasaremos a realizar el ejercicio dentro de la boca (encía, paladar, lengua)par obtener la sensibilidad de estas zonas, se utilizaran: cepillos de dientes eléctricos, meter el dedo, estimulación a través de hielo, pincelados o manipulación con ejercicios de presión.
Mandíbula: presionarla para abrir la boca, para que la cierre y mantenga la lengua dentro de la boca. Conseguir un tono adecuado. Estiramiento con los dedos de los músculos que cierran los labios. Hay métodos aislados (praxias) y de coordinación a través de la alimentación para trabajar estos aspectos.
Para favorecer el control de la mandíbula, realizar masajes rigurosos en los músculos responsables de la abertura y cierre, presionando con los dedos para favorecer el cierre. Trataremos de favorecer la movilidad y estabilidad de ésta, moviéndola de derecha a izquierda, cerrándola y abriéndola, oponer resistencia a la abertura, movimientos de rotación.
Labios: para cerrar y controlar los labios, ejercitar el estiramiento de éstos, pincelado en el labio superior e inferior, aplicar hielo, succionar helados. Llevarlos hacia delante (con la comida), mantenerlos juntos, apretarlos fuertemente con o sin resistencia (ejercicios típicos de praxias).
Lengua: inhibir posiciones inadecuadas de la lengua: iniciar el ejercicio en supino y con la cabeza en flexion. El maxilar debe quedar entreabierto.
- realizar masajes en los músculos de la base de la mandíbula, ayudan a una posición adecuada.
- Ejercer presión bajo la boca con le dedo índice. Si esta rígida hacemos presión y luego movimientos laterales. Si esta hipotonica, se realizan cocontracciones.
- Evitar que queden restos de comida entre los labios.
- Ejercicios clásicos de praxias.
Encía: se realizara de delante hacia atrás 3 veces, esperando a que el niño trague saliva antes de empezar la estimulación siguiente. El maxilar ha de estar controlándose con los 3 dedos y con la boca ligeramente abierta para que pueda pasar el índice o el meñique.
Paladar duro: 3 veces de delante atrás cuidando de no provocar nauseas. Cerrar la boca y esperar a que trague.

5) Fonación:Posición: decúbito supino, después favorecerla en decúbito lateral, derecha e izquierda, y en prono. Mas adelante el trabajo se realizara sentado. Empezar relajando e inhibiendo reflejos.
Emisión del sonido: el niño no debe realizar un esfuerzo exagerado y debemos terminar la emisión antes de que se quede sin aire
Aprovechar los sodios del llanto, risas, gritos, provocar fonemas con l mano cuando este balbuceando.
Empezar con vocales, por ejemplo la O, haciendo ejercicios de voz, alargando el final. Luego se realizara con otras vocales. Mas adelante se hará el mismo ejercicio pero con frases cortas, y que tengan cierto interés para el paciente. También se puede hacer ejercicios masticando las palabras: hoy- he- jugado- con – mis- primos- Se empieza por ejercicios sencillos con palabras fáciles de realizar. El principio el paciente imita al reeducador, pero poco a poco se intentara que los incorpore
automáticamente en su habla.
Algunos ejemplos:
- fonación mantenida con moviendo del labio superior: / b. V, p , m/.
- empujar el labio superior: / f/
- hacer presión en hioides: levantar la lengua.
- Trabajar tono e intensidad mediante onomatopeyas.
- La resonancia: diga un sonido con la boca cerrada, ir estableciendo diálogos con proyección vocal entre logopeda- niño.
- Para la función gótica: provocar el estornudo, cerrar las narinas.
Hasta aquí, se trabaja todo en conjunto, es imprescindible tener una buena agilidad y habilidad y funcionalidad de las áreas expuestas, para que el tratamiento puede alargarse a aspectos como la articulación, lenguaje, prosodia. Si no se domina lo expuesta hasta ahora, es imposible trabajar los aspectos que a continuación se exponen.

6) Articulación:se deberá trabajar durante un largo periodo los músculos, antes de enseñar la articulación y haber conseguido las etapas anteriores. Enseñar el punto y modo de articulación correctos para la articulación de algunos sonidos. Debemos empezar por las pautas normales de desarrollo y siguiendo las pautas fisiológicas: cuando el niño ha aprendido el fonema bilabial, enseñaremos el inverso, con distinto punto de articulación. Empezar con sílabas aisladas, palabras bisilábicas con
fonemas sonoros, sílabas inversas, usar estimulaciones cinéticas, visuales, auditivas. No pedir un esfuerzo elevado de articulación de una palabra porque provocaremos espasmos. Todo esto acompañado del juego infantil de la lengua, exageración de los movimientos articulatorios, utilización de espejos y espátulas guialenguas para que el niño conozca y aprenda el punto y modo de articulación.
Ejercicios orientativos:
La /i/ hacer sonreír varias veces al niño. Debe apoyar la punta de la lengua sobre la cara interna de los incisivos inferiores y sonreír emitiendo sonido.
- La / o/ si no coloca los labios en posición adecuada, para facilitar el movimiento le ponemos una cartulina enrollada entre los labios.
- La / U/ si no le sale, podemos introducir un lápiz entre los labios, a la vez que invitamos a realizar el sonido.
- La/P/ que sople velas. Luego que lo haga con explosión. Hacérselo notar con su propia mano.
- La /B/ se puede obtener a partir de soplo. Si no, podemos favorecerla colocando nuestro dedo entre sus labios para favorecer la posición.
- La/ z , C/ a partir de soplo. Se muerda la punta de la lengua y sople sobre unos papeles.
- La/M/ pronunciar la / a/ y luego cerrar los labios para pronunciar la / m/.
- La /N/ le haremos colocar la punta de la lengua contra los incisivos superiores, le podemos hacer notar las vibraciones que se producen en la nariz cuando la emite.

7) creación de un lenguaje interior:es necesario ya que si el niño no tiene nada que decir, no hablará, se estimulará con palabras, hechos, imágenes motivantes, funcionales e interesantes para el niño.

8) uso de métodos de comunicación no verbal: cierto número de niños no podrán llegar a producir un mínimo de fonemas, ni mucho menos producir palabras. Sin dejar de trabajar las posibilidades de emisión vocal, el logopeda debe emplear los métodos de comunicación no verbal y decidir en cada caso el más adecuado.

2 comentarios:

  1. Apañera, apañera... veo que estás muy puesta en actividades orales de deglucción, masticación, babeo, control postural... en fin, muy interesante. Todo lo que veas atractivo referente a este tema ya sabes eh?
    Felicidades por este esfuerzo. Lidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nena, aqui voy poniendo cosillas que encuentro por un lado y por otro de Internet. Pero vamos, si encuentro algo te lo mando

      Eliminar