Buscar este blog

sábado, 2 de octubre de 2010

PARÁLISIS CEREBRAL - TRABAJAR CON LA FAMILIA

TRABAJAR EFICAZMENTE CON EL NIÑO Y LA FAMILIA

Los niños con Parálisis Cerebral emplean más tiempo a la hora de aprender algo, esto puede hacer que la familia le haga menos caso y, por tanto, no le premia por cualquier progreso que haga. Por esta razón el niño puede dejar de intentar hacerlo y, por tanto, aprender cosas, lo cual provocaría un retraso en su desarrollo.
Algunas familias "sobre-protegen" a su niño, si tiene una Parálisis Cerebral. Hacen demasiado por él y así no podrá aprender a hacer cosas por si mismo. Otras familias quieren que el niño aprenda a hacer cosas antes de estar preparado para ello; esto hace que los movimientos anormales sean peores. Las personas que trabajen en el entorno del niño con Parálisis Cerebral pueden ayudar a las familias dando a conocer cuando pueden empezar a entrenar al niño. Es mejor empezar con actividades que el niño ya sepa hacer. Progresar conforme avanza es bueno, así como seguir las etapas del desarrollo.
La familia y los que trabajen con niños han de aprender unos de otros. La familia conocerá que es lo mejor para su niño. Por ejemplo, si el niño tiene dificultad para hablar, un miembro de la familia puede ayudar al trabajador a entenderle. El trabajador de la Salud, por su parte, puede sugerir formas de hacer el cuidado diario del niño más fácil para la familia.

Los que trabajan en el entorno del niño con Parálisis Cerebral deben:
- Escuchar a la familia y observar al niño en diferentes situaciones.
- Darse cuenta cuando el niño ya puede hacer algo.
- Darse cuenta de cual es el problema más importante.
- Respetar y fomentar todo aquello útil que la familia ya está haciendo por su hijo.
- Alabar al niño por todo lo que puede hacer, y por las cosas que intenta hacer, aunque sea poca cosa.
- Hacer sugerencias prácticas de entrenamiento y hacerlas adecuadas a la vida familiar.
- Hacer entrenamientos divertidos de tal manera que el niño quiera hacer actividades.
- Asegurarse que no se pide a la familia más de lo que ellos puedan o tengan tiempo de hacer.
- Mostrar a todos los miembros de la familia como ayudar, de manera que todos estén implicados en el entrenamiento del niño.

PAUTAS PARA ENSEÑAR A LOS PADRES Y FAMILIARES
- Mostrarles y explicarles la actividad que se está enseñando.
- Guiar y fomentar a todos los miembros de la familia a hacerlo.
- Contestar cualquier pregunta que la familia tenga acerca de las actividades.
- Mostrar las actividades de la vida diaria que se han de hacer.
- Responder a todas las preguntas que haga la familia sobre la actividad
- Dar ciertas instrucciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario