Buscar este blog

lunes, 22 de septiembre de 2014

ACNEES desfavorecidos en la educación

A pesar de los compromisos de los Estados miembros por fomentar una educación integradora, los niños con necesidades educativas especiales y los adultos con discapacidad siguen estando desfavorecidos, según un informe publicado en el mes de julio por la Comisión Europea.


Muchos de ellos cursan sus estudios en centros separados y los que están escolarizados en el sistema educativo general no suelen recibir un apoyo adecuado. En el informe se pide a los Estados miembros que se esfuercen más por desarrollar unos sistemas de enseñanza integradores y eliminar las barreras a que se enfrentan los grupos vulnerables en materia de participación y logros en la enseñanza, la formación y el empleo.


Es necesario un mayor esfuerzo s por conseguir unas políticas educativas integradoras y dotadas de la financiación adecuada si queremos mejorar las condiciones de vida de los niños con necesidades educativas especiales y los adultos con discapacidad. Ha llegado el momento de cumplir los compromisos asumidos. La educación integradora no es una asignatura optativa; es una necesidad básica. Los más vulnerables deben ser el principal objetivo de nuestras actuaciones para que todos puedan disfrutar de una vida mejor, ha manifestado Androulla Vassiliou, Comisaria europea de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud.


Alrededor de 45 millones de ciudadanos de la UE en edad de trabajar tienen una discapacidad y 15 millones de niños tienen necesidades educativas especiales. El informe muestra que en determinados casos, estos grupos carecen de acceso a las oportunidades de educación y de empleo. Los chicos con necesidades educativas especiales suelen abandonar la escuela poco o nada cualificados, y pasan a continuación por una formación especializada que, a veces, más que ampliar, puede debilitar sus posibilidades laborales. El informe indica que las personas con discapacidad y con necesidades educativas especiales tienen mayores probabilidades de encontrarse sin empleo o económicamente inactivas, e incluso a los que les va relativamente bien en el mercado laboral muchas veces ganan menos que sus homólogos no discapacitados.


En todos los Estados miembros, los niños carenciados (especialmente varones) gitanos, pertenecientes a minorías étnicas o procedentes de medios socioeconómicos desfavorecidos están sobrerrepresentados en escuelas para alumnos con necesidades especiales. El informe se plantea si los sistemas de educación especial aumentan el aislamiento de los alumnos que ya se encuentran socialmente marginados, lo cual, más que potenciar sus oportunidades en la vida, se las reduciría. La investigación en la materia indica que estos niños podrían estar escolarizados en el sistema educativo general si se invirtiera más en el desarrollo de sus competencias lingüísticas y se prestara más atención a las diferencias culturales.


El informe pone de manifiesto igualmente grandes diferencias entre Estados miembros en la forma de identificar a los niños con necesidades especiales y a la hora de decidir si se matriculan en el sistema general o en escuelas especiales. Por ejemplo, en Flandes (Bélgica) un 5,2 % de alumnos con necesidades especiales estudian en escuelas especiales separadas, mientras que en Italia solo lo hace el 0,01 %. El informe indica que hay que trabajar más para armonizar definiciones y mejorar la recogida de información para que los países puedan comparar sus enfoques con una mayor eficacia y aprendan unos de otros


Resumen del informe en español


Informe completo en inglés

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada